Volver

HABLAMOS DE: LEGUMBRES

Empieza el frío y no hay nada que apetezca más que un buen plato de legumbres: sopas, cremas, cocidos… Hoy, hablamos sobre tipos, propiedades e ideas para cocinarlas.

 

Las legumbres son una opción económica, saludable y muy versátil. Garbanzos, alubias, lentejas, guisantes, judías… contienen mucha fibra, favorecen el tránsito intestinal y combaten el estreñimiento. ¿Cómo podemos prepararlas en casa? En una olla con agua caliente, sin remover y echándoles sal al final de la cocción para que la piel quede más fina. En el caso de ponerlas en remojo con agua fría, mantenerlas durante 12 horas y, si se trata de garbanzos, añadirles una cucharadita de sal para que estén más blandos.

 

Ahora, centrémonos en cada tipo de legumbre:

 

Alubias. Son fuente de hierro, para la prevención de la anemia, potasio, para el mantenimiento de la presión sanguínea y de nuestros músculos, y fósforo, esencial para el buen estado de los huesos. Nuestra recomendación culinaria: Prepáralas con un sofrito de cebolla para acompañar cualquier carne como nuestro Solomillo a la sal.

 

Guisantes y habas. Aportan vitamina B1, necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro corazón y ácido fólico para prevenir el cansancio y la fatiga. Nuestra recomendación culinaria: Al cocerse rápidamente nos pueden salvar más de una cena. Pruébalos en crema, tortilla, solos… pero siempre acompáñalos de unos tacos de jamón o bacón bien dorados y una rebanada de pan con tomate. ¡Riquísimo!

 

Garbanzos: Son fuente de hierro, fósforo, ácido fólico y ricos en potasio. Nuestra recomendación culinaria: Podemos triturarlos y mezclarlos con tahini, aceite de oliva y ajo para hacer un delicioso hummus o preparar una ensalada con ellos. ¿Te atreves a acompañarlos con una de nuestras recetas de cordero?

 

Judías blancas: Su aportación de ácido fólico, hierro, zinc y potasio las hacen un complemento perfecto para el funcionamiento del sistema inmunitario. Nuestra recomendación culinaria: Son ideales para ensaladas, purés o sencillamente rehogadas con aceite de oliva y ajo. ¿Por qué no añadirlas a nuestra Ensalada Mesclum?

 

Lentejas: Destacan sobre todo por su contenido en ácido fólico y hierro y por ser imprescindibles en la creación de glóbulos rojos. Nuestra recomendación culinaria: Con ellas se pueden preparar ensaladas templadas, patés con especias... ¿Qué tal si esta noche cenamos paté de lentejas con curry, tostadas de pan con espelta y unos Pimientos del padrón?

 

Desde Sal Costa te animamos a cocinar todos estos platos y a seguir conociendo más sobre alimentación, nutrición y el mundo de la sal.